Beneficios terapias mantenimiento

Beneficios sistema muscular, circular, drenaje linfático y sistema articular y nervioso

La vida diaria, deportiva y laboral siempre tiene cierto porcentaje a incurrir en una lesión, o más comúnmente un dolor, es así como se describe el término lesión. Que puede referirse a una lesión de tipo muscular, articular, ligamentosa, tendinosa o una mezcla de lo mencionado y puede ser reciente (menos habitual) o tener ya un tiempo prolongado.

Dicha lesión en términos terapéuticos puede ser descrita de varias formas según las estructuras involucradas y el grado de incapacitación.

Normalmente la incapacidad que pueda crear una lesión es atendida primeramente con farmacología y un mínimo de reposo según el caso. Esto puede interpretarse como la solución de la lesión, teniendo en cuenta que disminuyen las molestias o simplemente la persona puede continuar con su actividad laboral o deportiva, según el caso.  Dicha situación puede acarrear el aumento del grado o componentes anatómicos que conforman esa lesión (tendón, articulación, ligamentos,etc).

Esta sería la primera etapa de la lesión (dolor), la ideal para acudir al terapeuta e intentar a través de las diferentes técnicas de tratamiento solucionar el problema o tratar la raíz de la lesión.

Normalmente cuando la lesión no es incapacitante no se recurre de manera inmediata al terapeuta y la persona supera varias etapas que pueden ir del daño muscular, ligamentoso y articular o tendinoso hasta la casi total incapacidad de la zona.  Esto quiere decir que la lesión tendrá mayor importancia en todos los niveles.  El tratamiento será más largo y la realización de una rutina de ejercicios de recuperación para acortar los plazos del tratamiento terapéutico ayudarán en gran medida.

De la misma forma, incluir sesiones de mantenimiento que tendrán como objeto prevenir o mejorar la calidad de vida de la persona lesionada.  Dichos beneficios no solo actuarán sobre la lesión en sí, sino también a otros niveles.

Beneficios de las terapias de mantenimiento:

  • Beneficios para el Sistema Locomotor (músculos, tendones, ligamentos, articulaciones): La posibilidad de no recaer o no dañar más estructuras que la lesionada. Por ejemplo si el daño es muscular, con las sesiones de mantenimiento no dejaríamos que afecten también a tendones – ligamentos o la propia articulación.
  • Beneficios para el Sistema Nervioso (cerebro, cerebelo, médula,etc): El estrés de la vida cotidiana y las emociones ya se ocupan de sobrecargar este sistema y si a ello le sumamos una lesión de cualquier grado o nivel de incapacidad, exigimos aún más la fiel labor que día a día el Sistema Nervioso desarrolla. Además la auto curación de la lesión se hace muy lenta.
  • Beneficios para el Sistema Circulatorio y Linfático: Procurar que este sistema no tenga ningún atascamiento ya que si hay una lesión y esta no es parada a tiempo, esto produciría un estancamiento en uno o los dos sistemas y ello llevaría a la demora y al retardo en la regeneración tisular. Con lo cual los plazos de recuperación se alargarían.
  • Beneficios Anímicos y Emocionales: Estos producirán un bloqueo a nivel anímico que afecta tanto si se trata de un deportista y está  en plena fase de entrenamientos o una persona que realiza una actividad específica. Y puede llegar según la lesión y el grado de la misma hasta la depresión o hundimiento de la persona al ver que no sale de la misma.

Es por eso que invito a continuar con sesiones de mantenimiento las cuales solo brindaran beneficios y mejorarán la calidad de vida.

Un saludo y muchas gracias,

Leandro Villalba
Osteopatía y Entrenamientos personales
leandrovillalbas@gmail.com
+34 660734301