deportes y altas temperaturas

El buen tiempo y las temperaturas agradables invitan siempre a hacer todo tipo de deportes al aire libre (correr, caminar, deportes de raqueta, nadar, pedalear) y a disminuir las visitas a gimnasios.

Ten en cuenta que los deportes y las altas temperaturas no siempre van de la mano y para ello es necesario que tengas en cuenta tu objetivo y que elijas la actividad de acuerdo a tus capacidades físicas y lugar de entrenamiento.

Haz actividades en las que tu cuerpo y mente disfruten eliminando de esa manera la carga de estrés diario.

¿Cuál es la idea u objetivo con la práctica de este deporte?:

  1. Continuar con el entrenamiento anterior
  2. Perder peso después de mucho tiempo sin realizar actividad física
  3. Quemar calorías y bajar el nivel de estrés
  4. Distraer la mente después de un día agotador en el trabajo
  5. Como una actividad social y familiar

Aspectos a tener en cuenta sobre deportes y altas temperaturas

Según la opinión de diferentes deportistas sobre: “deportes y altas temperaturas” los temas más discutidos son la hidratación, la vestimenta y la intensidad de ejecución que cada uno de los practicantes le da a su actividad. Vamos a mencionar algunas más:

Vigila el Ritmo Cardíaco

Un aspecto importante a tener en cuenta al realizar deportes al aire libre.  Tu estado de salud actual y las horas en la que practicaras deporte es vital. Supuestamente todos conocemos la teoría de los pros y los contras de los deportes y las altas temperaturas, pero a veces se nos olvida y esto nos lleva a pequeños sustos que nos pueden hacer pensar que algo nos falla (a nivel cardíaco o mecánico) y perder ese entusiasmo por la práctica deportiva.

La manera mas fácil de controlar el ritmo cardíaco es que durante la actividad puedas hablar sin tener que inspirar continuamente.  Esto significa que los latidos cardíacos son apropiados al esfuerzo que estás haciendo.

Lesiones: Estas aparecen con menor frecuencia, ya que el calor favorece a la musculatura en sus funciones fisiológicas preparando mas rápidamente al cuerpo a la práctica de actividades deportivas.

La alimentación es el menor problema ya que sin pensarlo cambiamos bastante la manera de alimentarnos ya sean en cantidad y variedad de comidas.

Hidratación. Si en otras temporadas ya es importante la hidratación y la incluyes como parte de tu rutina deportiva, es primordial que la hagas de forma más continua para evitar todos los peligros de la deshidratación y sus consecuencias internas.    La deshidratación es igual a pérdida de líquidos, no porque sudemos más se quemarán más calorías y grasas.

La vestimenta siempre tiene que ser cómoda y que ayude al cuerpo a ventilarse. Es erróneo pensar que abrigarse o colocarse elementos que ayuden a traspirar más, ayudan a la pérdida de grasa.  Lo único que logramos es deshidratarnos sin resultados positivos en la quema de calorías.

La intensidad con la que practicamos los deportes en altas temperaturas es, en mi opinión, adaptada a la condición física de cada persona en el momento de realizar el esfuerzo. No pienses ni te refieras a momentos pasados o años anteriores ya que hay muchos factores a nivel mental, físicos y fisiológicos que cambian de un mes a otro o de una temporada a otra.

Por último, me gustaría invitarte a practicar cualquier tipo de deporte al aire libre.  Cuando lo hagas, utiliza el sentido común cuando el esfuerzo sea más intenso.

 

Si el deporte te ayuda a despejar la cabeza y disminuir los niveles de estrés diario, disfrútalo al máximo y recomiéndalo.

Si aún tienes dudas de como plantear tus entrenamientos o práctica deportiva veraniega, no dudes en consultar con profesionales que te puedan ayudar a llevar a cabo tu deporte preferido, y si quieres estoy dispuesto a facilitarte toda la información y programa de entrenamiento específico para tu condición y necesidades.

Gracias,

 

Leandro Villalba

Osteópata y entrenador personal

leandrovillalbas@gmail.com

Móvil:  + 34 660 734 301